El amuleto que trae suerte a Capricornio

El amuleto que Capricornio lleve consigo, siempre que atraviese cualquiera de las arterias de la vida, le protegerá de posibles daños o enfermedades, ojerizas y atmósferas oscuras, por parte de quienes le desean mal. Como consecuencia de esto, mejorará su estado de bienestar.

 

 

Preparación del amuleto de Capricornio

Existe un cuarzo ahumado, una piedra capaz de disolver las vibraciones negativas en la maquinaria invisible de sus entrañas. Circunstancias habituales como la envidia y los celos quedan amortiguadas en los resortes de su estructura interna. Hablamos del ónix u ónice, que es un tipo de ágata de color negro. Es con esta piedra maravillosa que Capricornio conseguirá crear un amuleto muy poderoso.

Al principio, una vez que se ha obtenido el ónix con el cual se habrá de encender la chispa de una creación, tenemos que limpiar tanto su superficie como sus venas internas, por donde discurren energías indefinidas. Para esto, Capricornio habrá de abrir levemente el grifo de tal modo que de él broten gotas pausadas de agua. Luego de arrancarse un cabello, limpiará con él la superficie de la roca a manera de cepillo. Mientras tanto, se le recomienda pensar en la estabilidad que su futuro amuleto habrá de proveerle.

Después de unos siete minutos aumentar el chorro de agua y, sin tocar la piedra, dejar que el agua obre su labor purificadora. Seguidamente, Capricornio envolverá el ónix junto con el cabello en un pañito de algodón. Lo atará con una cinta negra y, guardándolo en un bolsillo o cartera, lo llevará a dar una vuelta por los lugares más concurridos de la ciudad.

Al volver a casa, sin desenvolverlo, lo pondrá sobre un espejo, hasta el medio día siguiente. En este momento tendrá que desenvolver el ónix y deshacerse del algodón, el cabello y de la cinta negra; habrá de arrojarlos a la basura, la suerte que corran no será de la incumbencia de Capricornio. En ellos hay energía negativa que ansía retornar al medio, pero que ya no podrá tocar el amuleto.

Mediante los pasos anteriores se habrá realizado una concentración de energías positivas en el amuleto, que luego se mantendrán en equilibrio con sus contrapartes negativas. En adelante, Capricornio saldrá muy beneficiado. El amuleto encausará el amor hacia su vida, convocará a las fuerzas de la prosperidad y tenderá los arcoíris de la armonía.

El ónix ya ritualizado está listo para ser utilizado. Se puede poner en algún colgante, de modo tal que sea visible para el resto, incluso para las propias energías negativas, las cuales se mantendrán a raya. En aquellas ocasiones, luego de un día estresante, tomar un baño con el amuleto puesto ayudará a eliminar las malas vibras más rápidamente. En momentos de temor e indecisión, sujetarla firmemente con la mano ayudará a aclarar el panorama y ayudar a la fortaleza interna. Una propiedad que lo hace ideal para momentos de conflicto es que puede transformar las energías negativas en beneficiosas. De modo que será un amuleto muy útil en todo momento.

Anterior

Sexo Segun el Horoscopo Escorpio Para Hoy

Siguiente

Obsequios de Navidad Segun las Recomendaciones de Geminis Hoy