Acuario: sus piedras de la suerte y gemas de la fortuna

Cuando busquemos una gema o piedra preciosa para atraer la suerte, tenemos que tener en cuenta que hay muchas con las que no somos ni seremos compatibles. Esto ocurre así porque ellas son como seres vivos que captan y expulsan energía. Toda gema es diferente, del mismo modo en que cada persona lo es. Para proveernos de una piedra compatible, habremos de tener en cuenta el signo del zodiaco al que pertenecemos.

Las piedras ideales para Acuario

Si lo que pretende Acuario es atraer dinero, un ópalo de fuego le será apropiado. Es necesario hacer un ritual, en él se forma una alianza entre la piedra y la persona. Para llevarlo a cabo, se pondrá el ópalo de fuego en medio de un círculo de siete velas verdes, mientras se visualiza el intercambio energético, los cuerpos de ambos empezarán a vibrar al unísono. A partir de este momento ya podrá llevarlo consigo a cualquier parte, manteniéndolo pegado a su piel el mayor tiempo posible.

Cuando un bebé nace y es puesto junto al pecho de la madre, en el acto se obra el milagro de la sincronización, sus corazones comienzas a latir al mismo ritmo. De este modo, al portar la joya al lado suyo, Acuario programará su piedra para vibrar según sus propias características. Otra piedra que Acuario bien pudiera emplear es el lapislázuli. Sirve para dar buen cauce a las emociones, hacer que la persona se abra a su mundo intuitivo, para adquirir el control de su propio poder. Con esta piedra podrá infundirse coraje en los momentos en que flaqueen sus fuerzas.

Los beneficios de las gemas de la fortuna

Crear las condiciones del buen amor, afinar las vibras de la curación y fortalecer la salud son algunas de las posibilidades que nos brinda y llevado como amuleto recubre con un manto de protección. Otra gema muy útil para cautivar a la suerte es la crisoprasa. Gran combustible para encender la felicidad, eleva los ánimos y erradica los perjudiciales destellos de la codicia. Protege contra de las ojerizas provocadas por la envidia, el agrio páramo de la mezquindad y del estrés ocasionado por situaciones adversas.

El jaspe, que es una piedra benefactora de varios signos del zodiaco, es muy compatible con Acuario. En el pasado fue ampliamente utilizada en actos adivinatorios. Entre ellos, un faraón egipcio utilizaba uno para proteger su sistema digestivo. El uso de esta piedra vine desde muy antiguo porque es muy efectiva, siempre asociado a la magia. Fortalece la mente para que pueda operar con mayor creatividad. Bloquea los caprichos recurrentes, esos que pueden taladrar hondo y perjudicar a quien lo mantiene.

Existen muchas piedras; pero, solo alguna de ellas será la que mejor encaje con la naturaleza de un acuariano. Si se decide llevar un granate, ganará en resistencia física. Sus músculos serán fortalecidos como las fibras de un toro de lidia. Emprenderá con vigor las tareas que tenga por realizar, renovado desde sus cimientos con energías vitales. Cuando se utiliza como talismán crea un escudo de energías en torno a Acuario, que servirá para protegerle.

Anterior

Te contamos sobre los puntos débiles y fortalezas de Sagitario

Siguiente

La forma de ser y actuar de Capricornio: su carácter