El Ángel protector de Tauro

Cuenta la leyenda que Hamabiel extiende sus brazos y expone al mundo la grandeza infinita de Dios todo poderoso. Él es un ángel de frondosas alas y túnica verde, color de la buena suerte y la esperanza que jamás se pierde. En el centro de su pecho, se puede observar un gran brillo del cual emana todo su poder y su belleza puede ser apreciada por todos los seres celestiales.

Muy poco se habla de este incandescente ángel de la mitología cristiana, pero es uno de los más poderosos. Su brillo trae paz y alivio a las almas atormentadas que deben luchar día a día para encontrar su camino al éxito. La casa, lo familiar y la persistencia son aspectos fundamentales para esta figura celestial y no extraña que por eso sea el ángel protector del signo zodiacal de Tauro.

Activando la sensibilidad

Mucho se habla sobre el difícil temperamento de los chicos y chicas de Tauro. Guerreros, toscos, exigentes y muy demandantes, algunos pueden convertirse en un suplicio cuando están en medio de un conflicto. Para ellos la vida es bastante similar a una guerra en donde hay que prevalecer y evitar salir derrotado en medio del fuego cruzado. Por eso, los toritos son bastante claros en lo que aspiran y necesitan la misma claridad y lealtad por parte de sus seres queridos. Para alivianarlos un poco y sacar su lado más sensible es que cuentan con su ángel Hamabiel.

La energía con la que trabaja este ser de luz es rosada, simbolizando la bella sensibilidad de aquellos que pasan miles de penurias cotidianas para poder mantenerse de píe. Invocar a este ángel ayudará a los amigos de Tauro a sentirse seguros entre las tinieblas y a moderar un poco su temperamento explosivo. Este ángel es paz purificadora y premia el esfuerzo a aquellos que se mantienen firmes en la lucha contra el mal. Su toque te hará recordar todo el amor que tienes del mundo y te dará ánimos para continuar progresando. Hablamos de una recompensa energética y celestial.

Como invocarlo

La antorcha que sostiene Hamabiel dota a los hombres de razón, entendimiento y purificación en el alma. Con el aprenderás que lo material no tiene valor y que todo lo que pasa en el plano terrenal no puede ser eterno. Esto te ayudará a aceptar las pérdidas que el destino te tiene preparadas, las cuales siempre son el anuncio de que algo bueno está por venir. Un excelente ritual para invocar a este poderoso ángel es prender una vela color rosa y colocar tres flores rojas en un vaso lleno de agua para su conservación.

Luego de esto puedes mentalizarlo y meditar con él. Háblale sobre lo que te está ocurriendo, reza y entra en franco dialogo contigo mismo y con su presencia reparadora. Esto permitirá aclarar tus ideas y apaciguar a tu corazón. Pídele que te ayude a alivianar tu carácter cuando haya molestias. Él te ayudará a tranquilizarte, permitiéndote pensar con cabeza fría y convirtiéndote en una mejor persona. ¡Nunca te abandonará!

Anterior

¿Qué tipo de libros le gusta Leer Acuario?

Siguiente

Los signos más positivos y negativos del zodiaco