Los signos del zodiaco y sus ascendentes de Fuego

Con seguridad, ya tienes un conocimiento cabal y amplio sobre los signos del zodiaco, la influencia de los planetas y la astrología sobre los mismos y hayas visto la dependencia de unos hacia los otros y viceversa. Pues entonces es momento de entender un poco sobre los ascendentes de los signos. Lo primero que hay que entender es que estos primeros tienen su génesis en la fecha de nacimiento de cada uno de nosotros y, por otro lado, los ascendentes están ahí para impulsar y de cierta manera dirigir y darle vida y forma a cada uno de estos signos. Y esto se logra dado que el ascendente es único y depende no solo de la fecha en que hayamos nacido, sino que se origina en la hora y el lugar donde esto sucede. Veamos los signos de fuego, cómo actúan sobre los demás signos encauzando su vida.

Cómo impulsan Aries, Leo y Sagitario

Sin duda alguna, Aries se ha caracterizado desde su origen por ser el signo que más energía aporta al universo y en este caso se encarga de proyectar e impulsar cualquier meta que tenga cualquiera de los signos que integran la rueda del zodiaco. Las personas, bajo la tutela de Aries, son bastante independientes y se mandan en la vida como quien no tiene nada que perder y a veces esta forma de ser tan temeraria puede llevarles a tomar decisiones impulsivas que no siempre son buenas. La ambición puede jugarles una mala pasada por ello siempre es importante tomarse unos minutos para reflexionar antes de actuar y aprender a ser paciente y si nos toca, también aprender a ser obedientes.

Respecto a Leo como ascendente, sea cual fuere el signo zodiacal el rey del zodiaco es quien les hace voluntariosos para llevar adelante los proyectos de vida. El león les lleva a conocer el mundo y su funcionamiento enseñándoles a detectar y diferenciar lo bueno de lo malo, convirtiéndoles en personas de bien. Asimismo, les otorga esa faceta creativa y a su vez ese orgullo que no debe faltar para alcanzar grandes objetivos a nivel personal y profesional. Pero por otro lado ese orgullo lleva a no saber reconocer sus errores, algo que juega en contra cuando hay que borrar y empezar de nuevo.

Finalmente, quienes están bajo la tutela de Sagitario como su ascendente, por supuesto que por ser un signo de fuego como los demás, traerá energía y poder a sus discípulos. Les enseñará, sea cual sea el signo, a ser sinceros con lo que sienten y a ser leales a las personas que quieren y a los proyectos en los que se embarcan. Serán personas que ofrezcan afecto a sus seres cercanos y sabrán demostrar ese cariño a través de acciones en el día a día. Lo negativo es que tienden a construir castillos en el aire sin pensar que todo debe tener un fundamento y un cimiento para crecer, en lo personal y lo profesional.

Artículos relacionados

Anterior

Compatibilidad entre los signos de tierra y fuego

Siguiente

Signos de aire: la mejor forma de culminar una relación